Testimonios

claudia-cavieres

Claudia Cavieres, Trabajadora Social.

Antes del Programa, ya había iniciado un proceso de autoconocimiento pero de manera muy autodidacta, luego de una ruptura amorosa que me llevó a cuestionar muchas cosas y a plantearme si en verdad estaba haciendo lo que quería para estar feliz en mi propia vida.  Pero llegó un momento en que sentí que necesitaba dirigir y centrar este «trabajo personal». Fue así como «Sé Protagonista de tu Vida» se volvió mi espacio de terapia oficial. Toda la información del Programa le ha ido dando un encauce teórico y práctico formando un engranaje de las piezas de todo lo que venía haciendo anteriormente. 

 

Este «click!», finalmente me ha llevado a responder preguntas que había dejado abiertas por mucho tiempo y que no pensé que respondería,  a mirar mis experiencias como resultado de mis decisiones conscientes e inconscientes, a sentirme responsable por eso y no culpable, a  expresar, verbalizar y demostrar mis emociones y sentimientos a quienes tengo al lado, pararme ante situaciones donde mi ego desprende todo su juicio y a aceptar mis «defectos» como mis grandes cualidades. 

Soy capaz de percibirme como una mujer más consciente, más presente y mucho más segura de contar mi versión de las cosas.

javiera-herniquez

Javiera Hernández, Odontóloga

Antes del programa “Sé protagonista de tu vida”, vivía confundida, no estaba segura de mis decisiones, muchas cosas me abrumaban. Mis emociones eran un torbellino, que me atrapaban y algunos días sólo vivía desde el miedo o la angustia. 

 

Hace seis meses decidí tomar el programa y hoy en día me tomo la vida de forma muy diferente, aprendí a gestionar mis emociones, a distinguir entre la voz del ego y voz de mi alma, a saber, qué es lo que me hace feliz y me permite estar en paz, a fijar objetivos para mi vida, incluso a organizarme para poder alcanzarlos. 

 

Si dudan si es o no una buena inversión, les digo que es la mejor inversión que pueden hacer en ustedes mismos, implica tiempo y dedicación, pero es un auto regalo que vale la pena, que les va a mejorar la calidad de vida por el resto de su vida.

El programa es completísimo, Pilar no ha dejado cabos sueltos.  Y el crecimiento personal obtenido, me sorprende día a día. 

PAULA VALENZUELA

Paula Valenzuela, Socióloga.

Antes de iniciar este camino, vivía sin grandes objetivos ni sobresaltos, pese a que todo funcionaba relativamente bien, algo faltaba en mí, me sentía estancada viviendo desde las heridas del pasado que no me permitían ver quién era y quién podría llegar a ser.

 

Con el programa y las herramientas que entrega, estoy creando a la mujer que quiero ser, planificando mi vida y pudiendo gestionar mis emociones y decisiones cuando advierto que estoy viviendo desde mi antiguo paradigma. Comprendí lo poco confortable que es mantenerse en la zona de confort y lo placentero que es vivir la vida que yo quiero vivir.

 

Le agradezco a la vida por mostrarme esta oportunidad y que yo haya decidido tomarla, ya que en estos meses he podido crear un nuevo mundo interno que me acompaña siempre y se refleja día a día en mi realidad.

Pienso que cada persona debería vivir una experiencia como esta, es demasiado ¡linda y enriquecedora!

MARIA JOSÉ BULL

María José, corredora de propiedades.

Cuando comencé el programa «Sé protagonista de tu vida» mi vida era una verdadera ruleta rusa. No lograba encauzar mis metas, no me sentía plena ni menos dueña de mi vida. Hoy puedo dar fe de los cambios maravillosos y mágicos que he experimentado.  Pili me ha apoyado en todo el proceso, con un profesionalismo a prueba de todo. Es un programa integral, que abarca todos los aspectos de la existencia humana. No pierdas la oportunidad de cambiar tu vida como lo he hecho yo. 

Te sorprenderás de tu propio talento, de tu grandeza y de toda la magia que hay para ti.

Rosario Arriagada, Abogada

Antes de ingresar al programa me sentía con un vacío importante respecto a cómo empezar a diseñar mi vida o decidir hacia dónde quería ir. Eso me tenía súper insegura, con poca autoridad sobre mi misma y muy confundida en especial en el plano profesional.

Ahora me siento 100% responsable de vivir la vida desde donde yo quiero. Me siento mucho más segura y empoderada. Con herramientas concretas las cuales agradezco muchísimo.

El cambio más poderoso para mi hasta ahora es el cambio de hábitos y organización.

Foto Fran

Francisca López, Ing. en Admin de empresas

Antes de tomar el programa, estaba en la necesidad de conocerme, de entenderme y se subsanar mi principal problema, que era el no saber decir que no, el ceder siempre y no ser capaz de poner límites, por el miedo a no ser aceptada o valorada por los demás, lo cual me causaba mucha angustia.

Luego de haber terminado el programa, me siento principalmente agradecida, porque el Programa cumplió todas mis expectativas.

Puedo decir con certeza que me conozco más, sé de dónde venían mis miedos, los pude enfrentar y entender con madurez, lo cual ha cambiado la forma de mirarme y aceptarme, es más, logré amarme tal cual soy.

Ahora me siento una mujer mucho más segura de sí misma. Siento que sé perfectamente quien soy, lo que valgo y que soy capaz de lograr todo aquello que me proponga porque de mí depende. Lo puedo construir.

Mi cambio más poderoso ha sido el poder comprender mis emociones, reconocerlas, aceptarlas y gestionarlas.

Porque el poder hacer eso, implica el respetarse a uno mismo y tratarse con amor propio, reconociendo lo que valgo, merezco y quiero para mi vida.

Y el respetarme a mí misma, me impulsa a saber que los demás me han de respetar también, sé poner límites de forma correcta, amable y compasiva.

Siento que el nombre del programa es perfecto, porque efectivamente siento que soy la protagonista de mi vida.

Desde que comencé a internalizar que soy la protagonista de mi vida, me siento en paz conmigo misma, y he sido inspiración para otros. 

El proceso requiere de compromiso, del deseo de cambiar y trabajar por él. Si es así, lo mejor es hacer ese trabajo de la mano de una buena guía y esa buena guía es Pili.

El proceso requiere de compromiso, del deseo de cambiar y trabajar por él.

Coni Pérez

Constanza Pérez, Psicóloga

Antes de entrar al programa me sentía poco empoderada, sin tomar decisiones, sensación de “no hacerme cargo”.

Muchas veces en el lugar de víctima, asumiendo que todos lo que pasaba a mi alrededor era “culpa” de otros.

Ahora después de haber terminado el proceso, me siento más protagonista, empoderada y menos “víctima”, más segura y con más estrategias para gestionarme. Con la sensación de que cada día es una oportunidad que no debo dejar pasar.

El cambio más poderoso es sentirme responsable de lo que pasa y no pasa a mí alrededor. Si bien siempre habrán cosas que escapan a nuestro alcance, la mayoría de ellas sí siento que tengo la responsabilidad de trabajarlas y la decisión y voluntad de hacerlas distintas. Me conozco más y que puedo gestionar de mejor forma mis emociones.

Ahora me me siento más segura de mi misma, más empoderada y por sobre todo más responsable de mis decisiones, de cómo vivo el día a día, de lo que hago y no hago. 

Fundamental ha sido dejar atrás el lugar de víctima.

Nicol

Nicole Lehuedé, Arquitecta, Artista.

He podido tomar conciencia de emociones muy arraigadas que me estancan. 

Entregaba mi poder personal a otras personas, dejándome en una posición de víctima de las circunstancias. He visto que puedo tomar lugar con respecto a lo que sucede, y también hacer que ocurran situaciones que deseo. Hoy siento que tengo herramientas para cambiar mi realidad mental, por lo tanto, mi realidad externa.

Lo más poderoso ha sido tomar conciencia y determinación para hacerme visible. Estoy buscando mi manera particular de hacerlo y sacar mi voz. Veo que puedo ser amorosa, controlar mis emociones y abandonar mi hostilidad interna. Siento menos carga inhabilitante y a la vez me siento más comprometida con seguir aportando valor a mi entorno. Estoy mejorando mi vida.

Ahora después de haber realizado el programa estoy muchísimo mejor en el sentido de ver diferentes posibilidades. De no quedarme enfrascada en los callejones sin salida a los que me llevaban mis estructuras recurrentes de pensamiento. Siento que tengo el poder de cambiar mi realidad. 

Estoy desarrollando mi humildad para dar un paso a la vez y aceptar que los cambios profundos no se dan de un gran salto, o por lo menos abandonando la expectativa de que eso sucederá sin haber recorrido mi camino previamente. 

En ese sentido, sí, soy protagonista.

tere

María Teresa Poblete, 42 años, Fonoaudióloga

Antes del programa sentía que no podía lograr mis metas de emprendimiento. Sentía mucho miedo de Iniciar una nueva vida como empresaria, dejando atrás mi vida como dependiente. 

A que terminé el programa he ido dejando atrás mis miedos, para dar los primeros pasos y hacer todo lo que necesito en cuanto a acciones y relaciones para lograr mis objetivos personales y empresariales. 

Tomé consciencia que no me estaba cuidando lo suficiente como persona para lograr mis objetivos; y eso era la base para lograr mis metas. De a poco he ido buscando instancias de autocuidado en cuanto a lo emocional, físico e intelectual.

Hoy me siento absolutamente protagonista de mi vida. Ese es mi objetivo y lo estoy cumpliendo. 

María Paz Valdivia, 38 años, Profesora, Artista.

Llegue hacer el programa “Se la Protagonista de tu Vida” como parte de un proceso en el que venía trabajando. Antes de conocer a la Pilar me había dado cuenta que no estaba construyendo la vida que quería, que de alguna manera sabía más o menos hacia dónde quería ir y llevaba años buscándolo, pero no lo concretaba. Tenía todo para avanzar pero me sentía estancada. Entonces comencé mi trabajo con la Pilar, primero a través de la Biografía Humana y cuando terminamos esta, me hizo mucho sentido seguir con este programa, era el paso que seguía, para trabajar de manera profunda en mi y lograr construir la vida que quiero. Yo había visto tremendos cambios en una gran amiga que había trabajado con Pilar, fue por esto que me dio toda la confianza trabajar con ella. Y luego de ver mi propio avance a través de la BH. Me sentí segura y confiada de que el trabajo de esta gran profesional era de calidad y de gran profundidad. Hasta ahora he podido ver grandes cambios en mi, me siento mucho más segura de mi misma, confiada en mis fuerza interior, en mis habilidades, y en que la meta que me proponga la voy a lograr.

He logrado entender por qué me sentía estancada, que era lo que me frenaba a construir la vida que quiero. He aprendido a observarme y a entender desde donde actúo, cuáles son las emociones que más me frecuentan, cómo gestionar mis emociones y cómo yo soy capaz de construir lo que quiera. Ha sido un proceso profundo, tremendamente valioso y transformador. Todo esto de la mano de la Pilar, que ha hecho un trabajo de lujo creando este programa tan completo, donde hasta el último detalle está pensado y estudiado. Lleno de contenido y acompañado de su profesionalismo y asertivo trabajo con cada ser humano. De aquí a 5 o 10 años me veo plenamente realizada, con mi mundo laboral maravilloso, complementándolo con mi familia y gozando de sentirme plena en todas las áreas de mi vida!
Recomendaría este programa sin dudarlo un segundo! Se ve y se vive en profundidad todo el trabajo que Pilar le ha dedicado para construirlo. Todo el material con el que se trabaja es de gran calidad y te empuja a trabajar a fondo, a conectarte contigo misma y a querer trabajar y profundizar con todas las ganas!

Es un programa de nivel mundial y lo digo muy en serio!
Vale la pena invertir en este programa y vivirlo con todos los sentidos, dando lo mejor de uno y viviéndose a concho cada etapa!

Los resultados son alucinantes…

raby

Catalina Raby, 37 años, Psicóloga

Antes de entrar al programa con Pilar, estaba en mi primer año de un nuevo emprendimiento que implicaba exponerse mucho más de lo acostumbrado, a grupos de personas y redes sociales. Quise trabajar la seguridad en mi misma, para enfrentar esta situación. Ingresé al programa de Pilar, ya que me ofrecía trabajar con mis creencias limitantes y mis miedos para enfrentarse de mejor manera a este nuevo desafío que estaba emprendiendo en mi vida y que me estaba costando más de lo imaginado.
Gracias al programa, he experimentado que puedo ir más allá de mis creencias limitantes para construir la vida que yo quiero.

He podido darle rienda suelta a un gran sueño que tengo, verlo como algo posible de lograr, y estar construyendo el camino para lograrlo paso a paso.
Ahora me visualizo en un futuro cercano, cumpliendo mi sueño familiar, laboral que estamos diseñando hoy con mi marido.
Si quieres ser la protagonista de tu propia vida, cumplir tus sueños y alcanzar tus metas sin que tus creencias limitantes y miedos te frenen, el programa de Pilar te va a ayudar sí o sí. Por lo tanto, todo lo que uno paga, se devuelve con creces no sólo en términos económicos.

En el fondo, se trata de una vez por todas en invertir en una misma. ¡La mejor inversión! Y con la Pilar, mejor todavía.

Bernardita

Bernardita Siredey 32 años, Enfermera

Antes de comenzar a trabajar con Pilar, tenía la sensación de no sentirme empoderada con las decisiones que tomaba, podría decir que tenía mucha inseguridad. Partí la primera vez a los 23 aproximadamente y realicé una terapia personal que me ayudó muchísimo a enfrentar aspectos cómo el «deber ser», que han sido parte de mi vida. Luego fuí con mi marido mientras pololeábamos a una terapia de pareja, pero aquí cada uno realizó su biografía y logramos conectarnos desde lo que somos y decidimos casarnos sabiendo realmente quién era cada uno. La verdad he seguido trabajando con Pilar y para mí es un apoyo fundamental a la hora de sentir que puedo estar en un espacio en el que no estoy siendo juzgada, en el que me respeto y me respeta y donde juntas vamos encontrando respuestas a dudas o problemas que se van suscitando.

Lo que más rescato de hacer el trabajo con Pilar es poder conocerme, entender de dónde vienen muchas de mis reacciones, aprender a quererme y sentirme una mujer mucho mas empoderada, dejando de pedir desde las carencias infantiles. El trabajo nunca es fácil y muchas veces significa conectarse con espacios que no queremos tocar, recordar, asumir, etc, pero el beneficio es tremendo. Hoy día quizás uno de los mayores logros que reconozco es sentirme libre, no sentirme amarrada a mi historia, sino que viviendo con ella desde una vereda tranquila, con entendimiento. De aquí a 5- 10 años veo mi vida disfrutando la familia que he formado, ojalá criando niños desde el amor, respeto y libertad, compartiendo con aquellos que quiero compartir y realizándome como profesional.

Recomiendo esta terapia a todo aquel que estimo, o que conozco y creo y siento que necesitan conocerse, entenderse, asumirse etc, les recomiendo ir donde Pilar y estoy segura que la mayoría de las personas que han ido han logrado sentir un cambio sustancial en sus vidas.

Francisca Aguilar G. 32 años, Ingeniera Comercial

Mi vida antes de trabajar con Pilar era tranquila, en lo profesional muy resuelta y exitosa, pero en el ámbito personal me sentía ahogada, algo me apretaba, tenia una sensación continua de angustia que desaparecía o escondía trabajando. Sentía que todo lo lograba mi yo profesional pero mi yo personal tenía muchas deudas conmigo misma. Una amiga me recomendó la terapia de Pilar, porque ella la estaba haciendo y estaba muy feliz con sus resultados.

Gracias a la terapia la angustia desapareció, logré conocerme, entenderme y reconocerme.

Me considero bien racional, y en la medida que entendí de dónde venían estas emociones y sensaciones pude darles la importancia que merecían y logré dejar atrás las que no tenían mayor importancia, en otras palabras vaciamos mi mochila de las cosas que no me servían y que me impedían avanzar en mi vida personal, y por supuesto madurar.
Estoy recién casada, formando mi propia familia, de aquí a 5 10 años me veo siendo mamá, esposa, hija FELIZ, tratando de ser la mejor mamá que puedo ser con los conocimientos que la terapia me entregó.

Recomiendo la terapia con Pilar! Jamás se van a arrepentir! No va a ser fácil, pero los resultados valen la pena.

Camila Ibarra 31 años, Periodista

Mi vida antes de comenzar a trabajar con Pilar, podría resumirla en que no tenía una dirección o norte. No esta clara para donde iba ni tampoco entendía muchas cosas de mi pasado. Me sentía víctima de mi vida y ese era un personaje que ya no quería ser, sin embargo no contaba con las herramientas emocionales ni racionales para terminar y poder empoderarme y tomar acciones por mi misma.
Estaba desesperada por un cambio, y escuché que Pilar sabía de la Biografía Humana, de Laura Gutman y que se especializabas en pareja y familia y me hizo sentido poder analizar mi pasado para poder tener un cambio en mi presente y poder ser la mujer, adulta, profesional, pareja y mamá que yo quería ser. Comencé a ver la violencia que yo ejercía a las personas que amaba, en un principio sólo pude tomar consciencia y luego el siguiente paso fue dejar de hacerlo en piloto automático. Se podría decir que tengo una relación sana con mi entorno, pareja e hija, soy la pareja y mamá que quiero ser, no una impuesta por mi pasado o por mi cultura, sino que pude darme cuenta de situaciones de mi pasado que ya no quería seguir cargando, las solté. Me ayudó a tener relaciones adultas con mi entorno, no a ser una víctima.

Con respecto a lo profesional, me ordenó realmente lo que necesito en esta etapa de mi vida, pudiendo soñar y proyectarme dejando de lado pensamientos de austeridad. Me ayudó a ver mi relación con el dinero y como me estaba afectando en lograr mis proyectos.

En estos momentos tengo mi propio emprendimiento, una librería y tengo claridad del rol profesional que quiero tener que es poner al servicio mis conocimientos culturales y literarios para ser realmente un aporte con mi entorno y que a través de los libros, los que me ayudaron por muchos años a ser mi refugio, las personas puedan encontrar herramientas o resolver inquietudes para formar sus propias conclusiones y opiniones para sus vidas.
En un futuro me veo pudiendo resolver de manera adulta las situaciones de la vida, tranquila, trabajando por mis proyectos familiares y profesionales. Específicamente a nivel familiar, me imagino teniendo una relación sana, sin violencia con mi pareja, una mamá presente, que toma consciencia de sus acciones y amorosa. A nivel profesional me imagino abriendo más librerías o centros culturales en diferentes comunas y ciudades, pudiendo llevar la literatura infantil y juvenil a muchos rincones para ayudar a los que participan en los procesos de crianza. A cualquier mujer le diría que no lo dude más, que dé el paso, que si bien habrán momentos dolorosos, es el camino correcto el de revisarse para poder avanzar con consciencia y claridad. También le diría que la persona con la que trabajarán es una mujer profesional, poderosa, asertiva, clara y madre, que puede ayudar a los demás a encontrar su seguridad propia, a vivir en paz y trabajar día a día en ser adultos y responsables de su propia vida.

Leo

Leonor Cruz, 31 años, Biólogo

Antes del programa me sentía Insegura de mi misma, confundida con la vida que estaba llevando, sin rumbo. Necesitaba conectar con mi misma, entenderme.

Hice la biografía humana y mi mundo cambió. Empecé a entender el porqué de actuar de una u otra manera y sentí que el programa me podría proporcionar herramientas para ser una mejor versión de mí.

Luego del proceso siento que he avanzado mucho, es especial ahora puedo mirar para atrás y ver que lo que era ya no lo quiero ser y ahora tengo toda la ayuda necesaria para mirar para adelante y hacer los cambios.

He podido conectar conmigo más a menudo y poder procesar mis emociones de la mejor manera, ya sin dejar que me inunden.

Consuelo

Consuelo Balboa, 37 años, Geógrafa/Doula

Mi necesidad era dejar de escuchar a mi personaje, dejar el lugar de la queja y conectar con mi esencia interior.

Quise trabajar contigo por la confianza que me diste con la biografía humana y el sentido que me hizo la promoción del programa aplicable a mi vida.

Durante este proceso he podido reconocer y trabajar mis creencias limitantes. Siento que he escuchado mi voz interior.

El cambio más poderoso ha sido conectar conmigo, con mis hijos, mi marido. Poder trascender mis propias expectativas considerando en mi visión sus necesidades.

El programa vale absolutamente la pena, en la medida que se tome la responsabilidad de trabajarlo en serio.